jueves, 4 de abril de 2013

CUIDADOS DE ENFERMERÍA A UN PACIENTE CON TUBO DE TÓRAX




Esta semana he visto realizar la inserción de un drenaje torácico a un paciente que presentaba un neumotórax.
Durante el resto de rotaciones solo había tenido la oportunidad de ver un tubo de tórax y me parecía importante hablar de los cuidados que deben realizarse a un paciente con este tipo de drenaje.

El drenaje torácico es aquel sistema que, mediante uno o varios tubos colocados en pleura o mediastino, facilita la eliminación del contenido líquido o gaseoso.


 

Una vez colocado el drenaje (técnica que realiza el médico) los cuidados que realizaremos son los siguientes:

VALORACIÓN DEL PACIENTE:
-          Evaluación periódica de signos vitales (Fc. Fr. TA. Tª.)
-          Coloración de piel y mucosas.
-          Sudoración.
-          Naúseas.
-          Ansiedad o insomnio.
-          Síntomas de dolor torácico, disnea, fiebre, tiraje…

CUIDADOS:
-       -   Aseo del paciente: se realiza como a cualquier paciente encamado con cuidado de no desconectar el tubo o pinzarlo.

-       -   Vigilar el apósito: se debe curar una vez por turno (si el resto del día el apósito está limpio). Para curarlo debemos ponernos guantes estériles, se usará suero fisiológico y un desinfectante tipo clorhexidina. Es importante que inspeccionemos la zona cada vez que realicemos la cura para comprobar que no está enrojecida, no hay edema, inflamación, exudado, etc. Después de la cura se tapará con gasas estériles y apósito quirúrgico.
-       
-         -   Tubo de tórax: comprobar que no esté acodado y esté permeable. En caso de salirse del punto de inserción se tapará inmediatamente con gasas impregnadas en vaselina. Si la desconexión es con el sistema de drenaje se re-conectará lo más rápido posible y se hará al paciente toser y exhalar profundamente para sacar lo antes posible el aire que haya podido entrar en la desconexión. Sería recomendable hacer una placa de tórax para comprobar que no se ha hecho un neumotórax.
-         
     - Tubo de conexión: es el que conecta el tubo de tórax con el equipo de drenaje. Este tubo debe de estar siempre libre de líquido de drenado para evitar disminuciones en la aspiración. Vigilar la aparición de coágulos en el tubo de drenaje e intentar evacuarlos, teniendo cuidado, ya que el ordeño no es aconsejable porque se crea un exceso transitorio de presión negativa en la cavidad torácica.
-         
     - Sistema de drenaje: comprobar que esté siempre en posición vertical por debajo del tórax del paciente, vigilar si está conectado a aspiración; observar la presencia o ausencia de fluctuaciones en la cámara de sello de agua.  Es importante ver si burbujea (indica que está drenando aire del neumotórax). Vigilar la cantidad de débito y el aspecto del drenado (hemático, seroso, serohemático…).




     Andiocoberry Martínez MJ, Marín Barnuevo Fabo C, Martínez Puerta D, García Sánchez V, Lázaro Castañer C.En: Atención de enfermería al paciente con drenaje torácico. Servicio de Cardiología. Hospital Universitario de Albacete [Internet] SESCAM [4 de Abril de 2013] Disponible en: http://www.chospab.es/enfermeria/protocolos/Protocolos_Definitivos/atencion_de_enfermeria_drenaje_toracico.pdf

1 comentario:

  1. Bien.

    Tengo un par de preguntas:

    1. ¿Como podemos comprobar la permeabilidad de un drenaje torácico?
    2. ¿Cual es la función del sello de agua y de la cámara de aspiración?
    3. ¿Donde se pauta la fuerza con que la que se aspira el drenaje torácico, en caso obviamente de necesitar aspiración?

    Un saludo.

    ResponderEliminar